Algunos consejos claves y cambios alimenticios para evitar la diverticulosis.

Poseer divertículos en los intestinos, es una enfermedad que no puede ser curada luego de su diagnóstico. Por este motivo, es muy importante realizar los cambios necesarios que nos ayudarán a evitar la diverticulosis. Conozcamos las causas que la originan para poder prevenir esta condición que muchas personas padecen.

¿Qué es la diverticulosis? : Se denomina diverticulosis a una enfermedad que se manifiesta por la presencia de divertículos. Los divertículos son pequeñas bolsas presentes en las paredes del intestino grueso o colon. Las personas más propensas a padecerla son aquellas de más de 60 años de edad.

La mayoría de los pacientes con diverticulosis no presentan síntomas, por lo que es común llegar a un diagnóstico tardío. Generalmente se descubren los divertículos a través de exámenes de control o mientras se busca alguna otra condición médica. Sin embargo, cuando las bolsas se inflaman (diverticulitis) la persona puede padecer cólicos abdominales, estreñimiento, náuseas y malestares generales similares a la digestión lenta.

¿Cuáles son las causas de la diverticulosis?

Una vez diagnosticada esta enfermedad se comienza un tratamiento que durará por siempre. Además de cuidar los alimentos que ingiere, el paciente puede necesitar analgésicos o antibióticos, según lo crea conveniente el médico. Por este motivo, es muy importante conocer las causas que la originan para poder prevenir a tiempo.

Los especialistas afirman que dos factores son determinantes en el desarrollo de esta enfermedad:

PRESIÓN INTESTINAL: Un aumento en la presión intestinal puede llevar a contracciones intensas y la posterior formación de divertículos. La presión aumenta cuando las heces son demasiado pequeñas o por estreñimiento frecuente.

DEBILIDAD INTESTINAL: Otro factor importante es la debilidad en las paredes intestinales.

Nuestra alimentación y hábitos alimenticios cumplen un papel muy importante a la hora de evitar la diverticulosis. El primer paso para ello, es combatir el estreñimiento. Éste provoca que nuestro sistema digestivo realice más fuerza de la normal, lo que va debilitando las paredes intestinales. A su vez, las heces adheridas por un tiempo prolongado perjudican la flora y el intestino se vuelve más propenso a desarrollar algún tipo de enfermedad.

¿Cómo evitar la diverticulosis?

Como mencionábamos, una vez diagnosticados con diverticulosis, padeceremos esa enfermedad por siempre. Sin embargo, existen algunos factores que nos ayudarán a prevenirla. Estos consejos son especialmente recomendables a personas con antecedentes familiares o con problemas intestinales frecuentes.

ALIMENTOS QUE DEBES CONSUMIR FRECUENTEMENTE:

  • Frutas (preferentemente orgánicas).
  • Verduras (preferentemente orgánicas).
  • Cereales integrales.
  • Harinas integrales.
  • Leches vegetales como de almendras, coco o avena.
  • Pasto de trigo.

COMBATIR EL SEDENTARISMO: Es importante realizar algún tipo de actividad física para mantener el cuerpo en buen estado. El movimiento y la actividad ayudan al tránsito intestinal y a la digestión. Realizar caminatas de 30 minutos, al menos 3 veces a la semana, ya es de gran ayuda.

COMBATIR EL ESTRÉS: El estrés afecta directamente en nuestro sistema digestivo. Realiza actividades al aire libre, practica algún deporte, lleva a cabo algún pasatiempo que prefieras. Puedes combinar la actividad física con una actividad divertida como andar en bicicleta, la natación, etc.

ALIMENTOS QUE DEBES DISMINUIR O ELIMINAR DE TU DIETA:

  • Harinas refinadas.
  • Alimentos procesados, bollería industrial.
  • Azúcares refinados.

Consumo excesivo de sal.

COMPARTIR EN:
NO TE MARCHES SIN SEGUIRNOS, PRESIONA “ME GUSTA”