Después de tomar este jugo por 2 meses quedara impactado con los resultados. Vea lo siguiente

Los rumores sobre métodos  espontáneos para perder peso abundan por doquier, pero lamentablemente la  mayoría no son más que exageraciones. En este caso les voy a presentar una receta que ha sido probada por expertos para determinar si los resultados son reales o no.

Científicos de University of Taiwán elaboraron una investigación en dos meses, el consumo de una bebida natural.

En esta investigación participaron mujeres de distintas edades, orígenes y peso. A los científicos solo les interesaba la deposición de grasa.

Los participe de esta investigación no debían realizar cambios en sus estilos de vida, dieta o ejercicios. Luego de unos días los resultados fueron muy visibles.

Después de esta investigación se examinaron muestras de sangre de los participe de la misma. Los resultados obtenidos fueron muy notables: los niveles de colesterol fueron reducidos gradualmente y los niveles de licopeno se elevaron. Según los científicos el licopeno es un antioxidante que brinda muchos beneficios a la salud humana.

En esta investigación los partícipes consumieron cada día 1 vaso de jugo de tomate para fortalecer el sistema inmunológico, prevenir enfermedades del corazón y cáncer. Este jugo es muy bueno para la secreción de fluidos, prevenir enfermedades que atacan los pulmones, el hígado, el páncreas y la vejiga.

El jugo de tomate ofrece una gran cantidad de beneficios y contribuye al alivio de los síntomas reumáticos, combate la tos, la anemia, mejora el recuento sanguíneo, posee alto contenido de magnesio y regenera los músculos después del trabajo pesado y calambre musculares.

Se recomienda comprar tomates orgánicos para mejores resultados  

mujerr

La bebida ideal para eliminar esas libras de más

Ingredientes:

  • 6 kg de tomates
  • 2 cucharadas con sal
  • 4 cucharadas con azúcar

Preparación

Después de lavar los tomates con abundante agua, cortar las partes verdes. Luego utilizamos una licuadora y después de licuar le agregamos un poco de azúcar para reducir los ácidos naturales del tomate y  un toque de sal al gusto. Cocer la mezcla y verter en un frasco esterilizado. ¡Y listo!

COMPARTIR EN:
NO TE MARCHES SIN SEGUIRNOS, PRESIONA “ME GUSTA”